NUESTRO BLOG
"Círculo Verde"
Mano sujetando teléfono con el título: "¿Cuánto contamina mi celular?"

¿Cuánto contamina mi celular?

El coste ambiental de un teléfono

1 junio, 2023

/ 7 minutos de lectura

Tabla de Contenidos

Acerca del autor

Símbolo de la marca GRÜN Engineering

Redactora

de GRÜN Engineering

Tabla de Contenidos

En el estudio Digital 2023 México realizado por We are Social, se reporta un total de 123.5 millones de conexiones móviles activas en México a principios de 2023, lo que equivale al 96.5% de la población total.

¿Se pueden imaginar 123.5 millones de teléfonos? Personalmente, no puedo ni imaginarme esa cantidad de electrónicos, y es más impactante aún si pensamos que ésta cantidad corresponde únicamente a México. De hecho desde el 2017, La Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica afirma que hay más celulares que habitantes a nivel mundial.

Claro, esto tiene sentido si evaluamos que la población aumenta y que cada vez son más personas las que tienen acceso y posibilidades de adquirir un teléfono móvil. Sin embargo, ¿cuál es el impacto ambiental de esto?

Three happy friends looking at cell phones outdoors

El impacto ambiental de un celular

Es difícil imaginar que un teléfono, dispositivo que ya se ha vuelto indispensable en nuestra vida diaria, podría implicar un daño ambiental. De hecho, para compensar su uso, ¡tendríamos que usarlo más de 25 años!

Y ¡ojo! no estoy hablando únicamente del impacto al desechar el celular, contribuyendo a la contaminación electrónica.

Tampoco me refiero a la contaminación digital que sucede cada vez que enviamos una imagen o e-mail. Me refiero al impacto a lo largo de su ciclo de vida.

Evaluemos algunos de los impactos negativos que tiene:

Emisión de gases de efecto invernadero

¿Sabías que los smartphones son uno de los dispositivos electrónicos que generan más gases de efecto invernadero?

La producción de un celular es la parte más contaminante durante su ciclo de vida y representa el 80% de la huella de carbono del dispositivo. Esto equivale a 55 kg de emisiones de carbono al ser producido. En esta etapa se considera la minería, el refinado, el transporte y ensamblaje de las decenas de elementos químicos que son utilizados.

Pero ahí no termina su impacto. Con el uso diario y considerando un ciclo de vida de 3 años, un modelo nuevo de smartphone genera 57 kg CO2 eq.

Deforestación y extracción de minerales

Los minerales que se usan para su producción incluyen hierro para los micrófonos, aluminio y magnesio para los marcos y pantallas, cobre y plata para los circuitos eléctricos, grafito y litio para la batería, silicio para el procesador y por último, estaño y plomo para las soldaduras.

De hecho, la minería de oro utilizado en móviles, es una de las principales causas de deforestación en la Amazonia (BBVA, 2020). Además de que el proceso de extracción del mismo genera residuos tóxicos de cianuro y mercurio los cuales contaminan los sistemas fluviales.

Otro ejemplo lo vemos en regiones de Argentina y Bolivia en donde se evaporan inmensas cantidades de agua para obtener el litio necesario para las baterías.

Adicionalmente, Manos Unidas, organización sin fines de lucro por la justicia y finalización de la pobreza, indica que la extracción y procesamiento de los componentes de un móvil, genera alrededor de 75 kg de desperdicios por teléfono.

Consumo de energía

Además de la energía usada en su producción, en el día a día un smartphone requiere una potencia de 5 a 10 watts para funcionar. Como resultado, en un año, el uso de un celular produce cerca de 122 kg de CO2eq.

Consumo de agua

La huella hídrica de un celular es de 12,760 litros de agua, considerando el consumo de agua desde la extracción de materiales. ¡Esto equivale a 160 duchas!

Desperdicio electrónico

Viendo el costo medioambiental que implica la producción de un celular, lo lógico sería intentar aprovechar al máximo su vida útil. Sin embargo, la mayoría de los celulares no son duraderos ni reparables. Incluso en la industria se dan prácticas que impiden su reparación como fijar las pantallas táctiles y las baterías con pegamento, o el no utilizar componentes universales nos obligan a “tener que” comprar otro dispositivo en vez de solo repararlo. Esto se conoce como obsolescencia programada.

El ciclo de vida promedio de un móvil es de dos años, pero no necesariamente se debe a que éste deje de funcionar, sino que también influye la presión por estar “a la moda”con el modelo más reciente.

Y al final de su vida útil, se convierte en contaminación electrónica de no ser reciclado. Sin embargo,menos del 15% de los smartphones se reciclan en países desarrollados (BBVA, 2020). Desafortunadamente, dado los componentes del teléfono, el reciclaje de estos apenas alcanza una eficiencia del 30%.

Chiquito pero impactante

Impresionante como algo tan pequeño y cotidiano para nosotros, tiene un costo ambiental tan alto ¿cierto?

Por eso es tan importante maximizar su vida útil y romper con el paradigma que nos presiona a tener el celular más nuevo.

Rompamos la estadística de que el uso promedio de un celular es de 2 años solamente. Y seamos conscientes de la manera de desecharlo.

En GRÜN Engineering te invitamos a seguir fomentando el reciclaje y ser consumidores conscientes de todo lo que nos rodea. Recuerda, ¡tenemos que cuidar nuestra casa!

Referencias

Compartir:

Compartir:

¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros proyectos desarrollados!

Artículos relacionados
¡Deja tu proyecto en manos de expertos!
Scroll al inicio