NUESTRO BLOG
"Círculo Verde"
Manos intercambiando un dólar con euros de fondo, junto al título "¿Qué son las finanzas sostenibles?"

¿Qué son las finanzas sostenibles?

Finanzas sostenibles y los criterios ASG

13 julio, 2023

/ 1 minutos de lectura

Tabla de Contenidos

Acerca del autor

Símbolo de la marca GRÜN Engineering

Redactora

de GRÜN Engineering

Tabla de Contenidos

Sabemos que la economía juega un papel muy importante en la sociedad y es por ello que ésta no puede permanecer ajena ante las necesidades ambientales presentes.

Consciente de ello, el sector financiero ha hecho de las finanzas sostenibles una de las principales claves para seguir creciendo sin suponer un impacto negativo sobre el medioambiente.

Después de todo, hablar de soluciones sostenibles es hablar de soluciones que integren el eje ambiental, económico y social.

Inversiones responsables

Cada día más inversionistas consideran importantes factores que van más allá del análisis financiero tradicional, al momento de tomar decisiones sobre su dinero. Ya no solo se trata de generar capital sino, de generar capital considerando factores sociales y ambientales.

Por ello, nacen las finanzas sostenibles. Éstas se traducen como decisiones de inversión que tienen en cuenta los criterios ESG o bien, ASG. Es decir, éstas incorporan principios ambientales, sociales y de gestión de gobierno empresarial.

Pero, ¿por qué son importantes?

Un mundo sostenible tiene tres dimensiones: la dimensión económica, social y medioambiental. Y si realmente buscamos atender las necesidades actuales sin comprometer las necesidades de las generaciones actuales y futuras, necesitamos una solución integral. Una solución en donde las finanzas tienen la capacidad para abordar los desafíos globales a los cuales nos enfrentamos.

Los criterios ASG

Las empresas tienen la posibilidad de asumir un rol fundamental para lograr el desarrollo sostenible, ya que a través de sus recursos y esfuerzos pueden lograr un impacto significativo. Por un lado es su responsabilidad y por otro, es necesario, ya que los problemas ambientales, sociales y de gobernanza también repercuten en sus operaciones.

El término de finanzas sostenibles surgió hace más de dos décadas, sin embargo, ha sido apenas en los últimos años que su implementación va en aumento. De hecho, fue en el año 2020, marcado por la pandemia, que se empezó a observar un mayor interés en los criterios ASG por parte de inversionistas y empresas.

A la fecha, cada vez más empresas incorporan los principios ASG en sus estrategias de inversión, pues las finanzas sostenibles buscan combatir el cambio climático, a la par de implementar modelos económicos que fomenten los derechos humanos, la justicia social y el buen gobierno de las empresas.

A continuación, te explico qué factores considera los criterios ASG, también conocidos como “criterios ESG” por sus siglas en inglés (Environmental, Social, Government).

A (ambientales)

Hace referencia a las acciones que se realizan dentro de las organizaciones ya sea como parte de su operación diaria o como parte de alguno de sus procesos, ya sea directa o indirectamente y que tienen un impacto medioambiental. Acciones tan pequeñas como el uso de hojas para impresiones, o tan grandes como la cantidad de agua empleada para fabricar sus productos.

Aquí se engloban la contaminación del aire y del agua, la reducción de gases de efecto invernadero, eficiencia energética, protección a la biodiversidad, uso de energías renovables, entre otras.

S (sociales)

Este criterio tiene que ver con aquellas prácticas que realiza una empresa y que afectan a la sociedad. Incluye aspectos en relación con la salud, la educación, derechos humanos, los derechos de los trabajadores, condiciones salariales, la diversidad e inclusión, entre otros aspectos del entorno social.

Se trata de tener un buen cuidado con aquellos que tienen una relación con la empresa ya sea directa o indirectamente. Es decir, empleados, accionistas, clientes, comunidades, entre otras.

Por ejemplo, la empresa puede buscar conciliar el trabajo y la familia, la igualdad de género, reducir las horas extraordinarias o bien, involucrarse en proyectos educativos y culturales dentro de la comunidad.

G (gobernanza)

Este criterio aborda cuestiones de gobierno corporativo de la empresa. Corresponde a la gestión de la gobernanza, transparencia y administración de la misma. Algunos ejemplos de elementos de buen gobierno son la rendición de cuentas, la reducción de la brecha salarial y la presencia de mujeres en cargos directivos.

Dicho todo esto, podemos tener una mejor idea de lo que los inversionistas buscan en las empresas cuando hablamos de finanzas sostenibles.

Invirtiendo en la transformación del mundo

Las finanzas sostenibles representan una oportunidad y beneficio para construir un mundo mejor, uno ambientalmente responsable. Además, las finanzas sostenibles nos permiten ser más resilientes y productivos a nivel organizacional como explicaremos a continuación.

El sector financiero actúa como vector de la transformación sostenible, por lo que al contemplar los criterios ASG en sus finanzas, observamos diferentes beneficios. De acuerdo a Deloitte 2022, algunos de ellos son los siguientes:

  1. Las finanzas sostenibles van de la mano con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los objetivos establecidos en el Acuerdo de París y aquellos presentados en la Cumbre Internacional del Clima de Glasgow.
  2. Se ha demostrado que las compañías que aplican las finanzas sostenibles, son más resilientes. Esto se traduce en una menor volatilidad lo que le permite a la empresa reducir el riesgo y obtener una rentabilidad promedio superior a la del mercado.
  3. Las finanzas sostenibles son una herramienta que contribuye a la transición hacia una economía circular y sostenible.
  4. Las finanzas sostenibles también contribuyen a mejorar la inclusión de las pequeñas y medianas empresas (pymes), los consumidores y los inversores minoristas.
  5. ¿Se acuerdan que hemos hablado del greenwashing? Bueno, pues las finanzas sostenibles logran reducir este fenómeno mientras aumenta la resiliencia del sistema financiero.
  6. Las finanzas sostenibles promueven nuevas oportunidades de inversión en sectores tales como energías renovables, eficiencia energética y tecnologías sostenibles.
  7. Dado que las finanzas sostenibles promueven la transparencia y rendición de cuentas por parte de la empresa, permite que los inversores puedan evaluar de mejor manera el desempeño de la empresa y así, tomar decisiones informadas.
  8. Las finanzas sostenibles mejoran la reputación de la empresa, fortaleciendo su relación con los clientes y consumidores.

Las finanzas sostenibles: ¿Cómo invertimos?

Pero, ¿cómo y dónde podemos invertir nuestro dinero de manera sostenible?

Las finanzas sostenibles ofrecen distintos productos/instrumentos financieros que fomentan el desarrollo sostenible aplicando criterios ASG en su política de inversión. Exploremos cuáles son algunos de ellos.

Fondos de inversión que aplican criterios ASG

Se trata de instrumentos de inversión y ahorro que aplican criterios ASG en su política de inversión. Es decir, son fondos que buscan que sus emisores cumplan con ciertos estándares como medioambientales (biodiversidad, gestión de residuos, etc), los sociales (formación de los empleados, relaciones con los proveedores, etc) y los de gobernanza (independencia de los consejos, política de remuneración de los ejecutivos, etc).

Por mencionar un ejemplo, existe un fondo que se centra en empresas que desarrollan soluciones respetuosas con el medio ambiente y el clima. Por eso es que invierte en empresas que, a través de sus soluciones medioambientales, están cambiando el mundo para bien y se centra en aquellos negocios que operan en los sectores de eficiencia de recursos, protección medioambiental y energías alternativas.

Fondos de inversión solidarios

Son instituciones de inversión colectiva que ceden una parte de la comisión de gestión a diferentes entidades benéficas o no gubernamentales, que realizan actividades con fines sociales y sin ánimo de lucro.

Por ejemplo, son fondos cuyo beneficio se destina a otorgar becas educativas para personas en situación vulnerable,

Bonos verdes y sociales

Seguramente has escuchado hablar de ellos. Son un tipo de deuda que emiten las organizaciones, para financiar proyectos socialmente responsables con el medio ambiente. Por ejemplo, proyectos en el sector de energías renovables, construcción sostenible, eficiencia energética, transporte limpio, entre otros.

Una estrategia integral

Dados los retos ambientales a los que nos enfrentamos hoy en día, tanto individuos como empresas buscan cada vez más, ser parte de la solución. Hay organizaciones que buscan ser carbono neutral, net zero y climate positive, mientras que los individuos concientizan sus acciones individuales.

El desarrollo sostenible es un reto que debe afrontarse de manera colectiva e integral. Por ello, las finanzas sostenibles no son un concepto exclusivo de las grandes empresas ni de las de un sector en específico. Todas tienen diferentes aportaciones y es la acción colectiva de los diferentes sectores que pueden implementar las finanzas sostenibles lo que puede generar un impacto real…

Son este tipo de inversiones lo que puede cerrar la brecha que separa a los grandes proyectos de alto beneficio ambiental de que sean realizados. Así, los proyectos que parecen inalcanzables, se vuelven posibles. ¿Te imaginas todo lo que se puede lograr?

Referencias

Compartir:

Compartir:

¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros proyectos desarrollados!

Artículos relacionados

15 febrero, 2024

/ 9 minutos de lectura

Por

1 febrero, 2024

/ 8 minutos de lectura

Por

18 enero, 2024

/ 7 minutos de lectura

Por

21 septiembre, 2023

/ 1 minutos de lectura

Por

¡Deja tu proyecto en manos de expertos!
Scroll al inicio