NUESTRO BLOG
"Círculo Verde"
Concepto de la Contaminación Digital representado por una computadora, una tableta y los íconos de redes sociales

La contaminación digital: las emisiones que genera cada clic

Consejos para reducir la contaminación digital en nuestra empresa

17 noviembre, 2022

/ 10 minutos de lectura

Tabla de Contenidos

Acerca del autor

Símbolo de la marca GRÜN Engineering

Redactora

de GRÜN Engineering

Tabla de Contenidos

¿Creerían si les digo que ver una hora de Netflix, genera 121 gramos de CO2?

Diferentes estudios comprueban que son plataformas como Netflix, YouTube, y Amazon Prime, las que más contaminan de forma digital. El uso de éstas implica grandes cantidades de emisiones de CO2 a la atmósfera. Netflix genera aproximadamente 24 mil 900 millones de gramos de CO2 al año, únicamente contando las visitas a su página web. ¿Por qué sucede esto?

Porque el contenido que nosotros vemos, se encuentra almacenado en centros de datos los cuales no solo requiere energía para su funcionamiento sino que también, para su refrigeración. Estas infraestructuras son responsables del 4% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

La tecnología digital tiene un impacto sobre el medio ambiente, y se llama contaminación digital.

¿Qué es la contaminación digital y cuáles son sus causas?

Aunque relacionamos el internet y las tecnologías digitales con lo inmaterial, la realidad es que las estructuras y dispositivos que lo hacen posible, contaminan.

La contaminación digital tiene dos principales causas.

  1. La contaminación relacionada con los centros de datos e infraestructuras de red.
  2. La contaminación relacionada con los equipos de consumo. Es decir, los dispositivos que nos permiten utilizar la red como lo son los teléfonos y tabletas.

Contaminación ambiental: En relación a la infraestructura

Ésta contempla la energía requerida para que el dispositivo funcione, para alimentar las redes inalámbricas a las que accedemos, y aquella que consumen los centros de datos y los servidores. Las emisiones de carbono en relación a los centros de datos, representan el 2% de las emisiones mundiales, tanto como la industria aérea.

Contaminación ambiental: En relación a los equipos de consumo

¿Sabes cuánto contamina tu iPad? Apple reporta que su modelo más reciente equivale a un total de 135 kg de emisiones de carbono durante su ciclo de vida, en donde el 85% corresponde a su proceso de producción.

Pero, ¿cómo es esto es posible? Si tan solo hablando del sector educativo, un estudiante al tomar sus notas digitalmente se está ahorrando aproximadamente 20 mil hojas de papel por ciclo académico. Sabiendo que por cada kilo de papel producido, se emiten alrededor de 3.3 kg de CO2. Pues bien, sucede que nuestro iPad, almacena toda nuestra información en “la nube”, la cual se traduce en servidores conectados entre sí, que suponen un gran consumo eléctrico.

Los servidores contienen millones de gigabytes, y tan solo por cada gigabyte transferido se consume la misma energía generada al utilizar la secadora de cabello durante 24 segundos. Un artículo publicado por Alberto Barbieri en el 2020, reporta que cada centro de datos ubicado en los Países Bajos consume la misma electricidad que 15,000 hogares. Peor aún, el 95% de esta energía deriva de combustibles fósiles.

¿Cómo reducir la contaminación digital en mi empresa?

Todo lo que podamos hacer para reducir las emisiones de carbono es significante, por más pequeño que sea, y eso incluye cómo nos comportamos en internet.

Además, las empresas tienen un poder de acción muy grande ya que, mediante políticas internas, se puede guiar a los colaboradores hacia prácticas más sustentables a la hora de consumir productos o servicios digitales. De esta manera, aunque sean cambios pequeños, su impacto se multiplicará por el tamaño de la empresa.

Hoy, la responsabilidad ambiental empresarial es mucho más que solo una iniciativa, es más que el solo cumplir con normas jurídicas.

Sin embargo, la responsabilidad de la empresa no se detiene al instalar fuentes de energía renovables o al separar los residuos y que estos sean desechados correctamente. No se detiene al momento de utilizar papel y botellas recicladas, o al implementar algún principio de la economía circular. La sustentabilidad se debe implementar desde los diferentes ejes de la sostenibilidad.

Por ello, y hablando de la contaminación ambiental, les presento algunos consejos para reducir y evitar la contaminación digital.

  1. Limpiar el buzón de correo electrónico. Aquellos correos que nos llegan a la carpeta de spam o que simplemente nunca abrimos, pero tampoco eliminamos, consumen energía. Recordemos que cada correo es almacenado en centros de datos y servidores, infraestructura que requiere grandes cantidades de energía para su funcionamiento.
    De acuerdo a un estudio realizado por la universidad de Lancaster, la huella de carbono de un correo varía entre los 0.3g de CO2e de un correo no deseado hasta los 4g de CO2e de un correo normal.
  2. Minimizar el uso de la nube. Evitemos hacer uso de la nube y optemos por guardar información en un USB o disco externo.
  3. Sesiones de zoom más cortas y sin cámara encendida. La pandemia nos introdujo a las videoconferencias, las cuales fueron y siguen siendo de gran utilidad. Sin embargo, una hora de videoconferencia equivale a emitir entre 150 y 1,000g de CO2 dependiendo de la calidad, y los participantes.
    Por eso, en la medida de lo posible, será bueno reducir su duración y si la dinámica lo permite, mantener las cámaras apagadas.
  4. Decir “no gracias”, cuando nos preguntan en tiendas y páginas web si deseamos recibir correos electrónicos con información y promociones. Generalmente a estos correos no les prestamos atención y lo único que están haciendo es ocupar cantidades inmensas de espacio.
  5. Alargar la vida de nuestros aparatos electrónicos. Evitemos reemplazar nuestro teléfono cada vez que un nuevo modelo sale o cada vez que la pantalla de este se rompe.
    Optemos por repararlo o usarlo hasta que verdaderamente ya no sirva. Tan solo en el 2021, se generaron aproximadamente 57.4 millones de toneladas de basura electrónica. Adicionalmente, un teléfono reacondicionado ahorra 30 kg de emisiones de CO2 frente a uno nuevo.
    Cabe remarcar que alargar la vida de nuestros productos es una estrategia para crear esquemas circulares, como bien se explica en Innovar para la economía circular.
  6. Reciclaje de aparatos electrónicos. El desecho de estos aparatos va en aumento y tiene grandes repercusiones en el medio ambiente. Su correcto reciclaje reduce el impacto además de ser un buen modelo de negocio.
    Por ejemplo, se sabe que los residuos de aparatos electrónicos contienen materiales valiosos en su composición, como oro, cobre, plata y platino. Estos son recuperables mediante el reciclaje, por lo que podemos devolver estos materiales a la cadena de producción de manera que se contribuya a un modelo de economía circular.
    El reciclaje de productos como un celular es imprescindible pues un celular contamina 675 mil litros de agua si este es arrojado a la basura.
Encuadre de botón principal e íconos de apps de un iPhone, haciendo referencia a que alargar la vida de nuestros teléfonos una de las causas de la contaminación digital

Conclusión

La tecnología es una herramienta que ha llegado a facilitarnos la vida. Sin embargo, debemos de trabajar para asegurarnos que esta sea nuestra aliada y también la del medio ambiente.

Las pequeñas acciones también cuentan si las replicamos a nivel masivo, tal como pueden hacerlo las empresas al incentivar a toda su plantilla de colaboradores mediante políticas y buenas prácticas del uso de la tecnología.

La contaminación digital es una problemática que va en aumento pues cada día son más los electrónicos que se producen y más las actividades que la red nos permite realizar. Por ello, debemos concientizar sobre sus implicaciones, y hacer todo lo posible para reducir el impacto que tiene la contaminación digital sobre el medio ambiente.

Referencias

Compartir:

Compartir:

¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros proyectos desarrollados!

Artículos relacionados
¡Deja tu proyecto en manos de expertos!
Scroll al inicio